masajeplasencia.com
 
 
Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

Mantén tu Cuello Sano

El ritmo de la vida cotidiana supone para nuestro cuello una suma de tensión que la mayoría de las veces no logramos liberar, haciéndose cada vez más crónica. Generalmente el dolor del cuello no se encuentra relacionado directamente con lesiones, más bien es consecuencia de un desequilibrio en el control nervioso de la musculatura, que se ve sometida a contracciones repetidas, reduciendo el riego sanguíneo, linfático y energético. Si no existe una lesión específica, el dolor del cuello es el resultado final de una suma de tensiones que alteran el sistema nervioso, dando origen a continuas molestias y a una inmovilidad parcial o total que limita nuestra capacidad de acción. Si se descarta una lesión por traumatismo o desgaste, debemos mirar hacia la verdadera naturaleza del problema y pensar hasta que punto se nos escapa el control de las situaciones que vivimos. También será interesante pensar en la incidencia que tienen nuestras emociones y nuestra actitud mental sobre los procesos que aumentan la tensión y el dolor del cuello.

¿Qué hacer si se padece de dolores crónicos del cuello? En primer lugar consultar a un profesional para descartar lesiones y si no existiesen éstas lo más recomendable es crear buenos hábitos posturales, hacer ejercicios para fortalecer los músculos y observar las causas que originan la tensión excesiva del cuello. También aplicarse automasaje en la zona y cataplasmas de arcilla que ayudan a reducir notablemente la rigidez de la zona del cuello y los hombros.

Mover la cabeza, despacio hacia un lado y hacia otro, acompasando la respiración, favorece la eliminación de tensión. Las duchas de agua caliente alivian efectivamente los dolores del cuello. Pon la musculatura del cuello debajo del chorro de la ducha y mueve la cabeza de modo que se estiren los músculos. Hazlo todos los días, especialmente al finalizar la jornada y verás como empiezas a disfrutar de un cuello sano. Además seguidamente te recomendamos otros ejercicios sencillos y efectivos para fortalecer el cuello y gozar de una agradable movilidad.

Buenas Técnicas:

El estrés mental y físico es el principal causante de la tensión en el cuello. Si realizamos los siguientes ejercicios con regularidad, incluso varias veces al día, reduciremos la rigidez, ganando más inmovilidad e incrementando la circulación sanguínea hacia cerebro.

1. Soltar el cuello

De pie o sentado cómodamente con la espalda erguida y los hombros relajados. Inspira lentamente al tiempo que llevas la cabeza hacia atrás, seguidamente en un movimiento continuo inclina hacia delante soltando el aire. Realiza entre 5 y 10 veces cada movimiento, despacio y acompasando la respiración conscientemente.

2. Estiramiento del cuello

Coloca una mano en la cabeza, justo por encima de la oreja contraria. Después tira con firmeza y suavemente de ella, hasta que sientas la musculatura del cuello alargarse. Mientras lo haces baja el hombro del brazo relajado y suelta el aire en cada estiramiento. Realízalo 3 veces por cada lado manteniendo el estiramiento entre 10 y 20 segundos.

3. Relajar la musculatura

Entrelaza las manos en la nuca, lleva la cabeza ligeramente hacia delante. Inspira profundamente, ejerce presión con la base de las manos en los músculos del cuello llevando la cabeza un poco hacia atrás y soltando el aire. Afloja la presión y repite el ejercicio entre 3 y 5 veces.

4. Activando la energía

Coloca un pulgar en la base del cráneo, justo al lado de las vértebras cervicales. Ejerce una presión suave y profunda, sin llegar a causarte daño. Lleva ligeramente la cabeza hacia atrás a tiempo que sueltas el aire. Realiza la presión en varios puntos y siguiendo los diferentes músculos del cuello. Después hazlo por el otro lado.

5. Tonificar el cuello

Enrolla una toalla y cógela con firmeza por los extremos. Colócatela en la nuca tirando firmemente de ella, haciendo resistencia lleva la cabeza hacia atrás y seguidamente gira la cabeza de un lado a otro, de modo que ruede con suavidad sobre la toalla. Hazlo unas 10 veces, acompañando con la respiración y soltando el cuello.

 

 
 
Cuello Sano

Sabias que...

• El cuello es una de las partes del cuerpo más vulnerable a las influencias internas y externas, donde se manifiestan frecuentemente procesos psicosomáticos.
• Llevar zapatos con tacón alto influye negativamente en el cuello, tensándolo para mantener la cabeza en su sitio.
• Una mala digestión contribuye a generar rigidez en la musculatura del cuello.
• Secarse inadecuadamente la cabeza, especialmente la nuca, puede ser un desencadenante de la tensión del cuello.
• Las corrientes, prolongadas por largo tiempo, son unas de las principales causas que afectan la salud del cuello.

 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776