masajeplasencia.com
 
 
Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

Ejercicios en el Agua para Mejorar la Salud

Con la llegada del verano, las altas temperaturas contrastan con la frescura del agua, haciéndonos sentir la necesidad irresistible de sumergirnos en ella, ya sea en el mar, el río o dándonos un chapuzón en la piscina. Pero el agua no sólo nos ofrece la oportunidad de refrescarnos, en ella también podemos realizar perfectamente una serie de ejercicios que nos permite mantenernos en forma durante los días veraniegos, al tiempo que nos divertimos ganando bienestar.

Realizar los ejercicios en el agua aumenta los beneficios de éstos gracias a la ingravidez que alcanza el cuerpo dentro del agua, liberando la presión en las articulaciones, especialmente en los tobillos, rodillas y caderas. Los ejercicios realizados en el agua posibilitan un mayor control, lo cual propicia una consciencia de los movimientos que se llevan a cabo. En el agua los movimientos no sólo son más fáciles, sino que también resultan más agradables, experimentándose una mayor relajación y un aumento en el grado de movilidad corporal.

Ejercicios:

1. Estiramiento del brazo

De pie dentro de la piscina, busca un lugar donde el agua te cubra hasta los hombros. Con una mano coge el otro brazo a la altura del codo y tira del brazo hacia el hombro contrario, hasta sentir que se estiran los hombro y del brazo. Mantén el estiramiento entre 15 y 25 segundos, respirando con naturalidad. Después realízalo en el otro brazo.

2. Estiramiento del muslo

De pie, procurando que el agua te cubra hasta la cintura, con las piernas separadas a lo ancho de las caderas. Dobla la pierna hacia atrás y coge el pie de ésta para llevar el talón hacia el glúteo. Mantén el estiramiento en un punto donde sientas la tensión muscular, durante 15 a 25 segundos. Después realízalo en la otra pierna.

3. Tonificar las piernas

Colócate de pie con las piernas separadas a la anchura de los hombros, y el agua al nivel de las caderas. Lleva las manos hacia delante con los brazos completamente estirados a la altura del pecho. Inspira profundamente y al soltar el aire dobla las rodillas hasta que las caderas alcancen el nivel de éstas sin levantar los talones. Realiza el ejercicio entre 5 y 10 veces.

4. Previene los calambres de las piernas

Colócate frente al borde de la piscina con la piernas separadas y el agua a la altura de la cintura. Extiende una pierna por delante de tu cuerpo, apoyándola sobre el borde. Seguidamente inclina tu cuerpo hacia la pierna llevando las manos a la punta del pie. Manténte en esta posición, sintiendo como se estiran los músculos de la parte posterior de la pierna, entre 15 y 25 segundos. Después realízalo con la otra pierna.

5. Tonificar los brazos

Sitúate con las piernas separadas un poco más que el ancho de tus caderas, con el agua a la altura de tus hombros. Coloca los brazos por delante del pecho con las palmas de las manos juntas. Inspira lentamente al tiempo que abres los brazos en cruz. Seguidamente cierra los brazos hasta unir las manos nuevamente mientras sueltas el aire. Realiza este ejercicio manteniendo en todo momento dentro del agua.

6. Piernas ligeras

Sitúate de pie con la piernas separadas al ancho de la cadera, los brazos completamente estirados por encima de la cabeza y al agua a la altura del pecho. Inspira profundamente y al soltar el aire baja los brazos y sube la rodilla al mismo tiempo hasta que éstos se encuentren a la altura del pecho. Realiza el ejercicio alternando las piernas unas diez veces.

7. Fortalece tu pecho

Con el agua a la altura de los hombros, sitúate de pie con las piernas separadas y flexionadas y los pies paralelos entre sí. Abre los brazos a la altura de los hombros, formando un ángulo recto. Inspira profundamente y al exhalar cierra los brazos por delante del pecho hasta que las manos se toquen entre sí. Seguidamente abre nuevamente los brazos inspirando. Realiza el ejercicio unas diez veces.

Buenos Consejos...

• No realices los ejercicios hasta dos horas después de las comidas.
Antes y después de los ejercicios realiza una serie de estiramientos.
• Al finalizar la sesión de ejercicios, incluidos los estiramientos, flota durante unos minutos con los brazos abiertos y las piernas separadas, realizando respiraciones profundas y suaves
• Realiza los ejercicios diez veces, siempre y cuando no se indique lo contrario o las repeticiones no te causen fatiga.
• Los ejercicios en el agua se pueden realizar todos los días, preferiblemente por la mañana o en el momento que nos resulte más cómodo.
• No realicemos los ejercicios si éstos no causan dolor o aumentan las molestias existentes.


 
 

Sabias que...

• El agua aporta beneficios a nivel psíquico, debido a que relaja el sistema nervioso y aumenta nuestra consciencia cuerpomente.
• Los ejercicios en el agua mejoran nuestro equilibrio y postura corporal.
• Cuando realizamos ejercicios en el agua favorecemos el drenaje de los líquidos del organismo, reduciendo la retención de los mismos.
• El hecho de sentirnos bien en el agua está relacionado con el hecho de que nuestra vida comenzó en un medio líquido.
• La temperatura del agua fresca reduce la frecuencia cardíaca considerablemente.

 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776