masajeplasencia.com
 
 
Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

Pecho y Brazos Firmes

El estilo de vida moderna se caracteriza por largas horas de inmovilidad en la que prevalece una misma postura, tanto en la vida privada como en las horas de trabajo. A esto se suma que nuestro centro de gravedad lo hemos desplazado hacia la parte superior del cuerpo, aumentando la tensión en el pecho y en los brazos. También existen muchas personas que se ven sometidas a tensiones y sobrecarga en la zona del pecho debido a su actividad profesional. Además del estrés físico y mental que deja su huella emocional en forma de opresión y estados de ansiedad que comprimen la musculatura, llegando a sufrir intensos dolores que debilitan la capacidad respiratoria y nuestras posibilidades de acción.

Por esta razón es necesario movilizar esta parte del cuerpo, para aumentar los aportes de oxígeno y liberar las típicas tensiones que sentimos en el pecho y los brazos. Además con los ejercicios que te proponemos se fortalecen los músculos del pecho y de los brazos, previniendo la flacidez y contribuyendo notablemente a la esbeltez y firmeza de los senos.

Ejercicios:

1. A.- Colócate de pie, con las piernas separadas a lo ancho de los hombros y los pies paralelos entre sí. Sitúa los brazos frente al pecho formando un ángulo recto con los antebrazos. Separa los brazos inspirando hasta que los codos queden paralelos a los costados. B.- Seguidamente exhala cerrando los brazos hasta que los antebrazos se toquen por delante del pecho. Realiza el ejercicio descrito de 15 a 30 veces.

2. Manténte de pie con las piernas separadas. Coloca los brazos completamente estirados a la altura de los hombros y paralelos al suelo. Las manos flexionadas con la punta de los dedos hacia arriba. A continuación realiza un pequeño movimiento hacia arriba y hacia abajo con ritmo y continuidad. Cuenta de 30 a 50 movimientos seguidos. Relaja los brazos y repite de 3 a 5 veces con una respiración regular.

3. Túmbate en el suelo boca abajo con las piernas formando un ángulo recto con los muslos. Sitúa las manos por delante del pecho y estira los brazos inspirando, realiza una pausa y seguidamente dobla los codos hasta que el pecho se aproxime al suelo, al tiempo que sueltas el aire. En ningún momento del ejercicio el pecho debe tocar el suelo. Repite el ejercicio descrito 10 veces, haz una pausa y realiza dos serie más de diez cada una.

4. A.-Siéntate de rodillas en el suelo, con el dorso de los pies cómodamente apoyados en el suelo. Coloca los brazos completamente abiertos y estirados a la altura de los hombros y paralelos al suelo, con las muñecas flexionadas y las puntas de los dedos dirigidas hacia arriba. B.- Inspira profundamente y a continuación cierra los brazos hasta que las manos se encuentren por delante del pecho, manteniendo en todo momento los brazos estirados. Realiza una serie de 10 ejercicios y repítelas 3 veces.

5. Sitúate de pie con las piernas separadas y las rodillas ligeramente flexionadas, dobla un brazo por detrás de la cabeza dirigiendo la mano hacia el hombro contrario, coge con la otra mano el codo y tira de él lentamente hasta sentir como se estiran los músculos de la parte posterior del brazo. Mantén el estiramiento durante unos 15 segundos al tiempo que tensas toda la musculatura, después relaja la tensión y repítelo 2 veces más. A continuación hazlo con el otro brazo.

6. A.- Túmbate sobre el abdomen con las piernas estiradas y los brazos abiertos a la altura de los hombros y paralelos al suelo, respira profundamente y relaja todo el cuerpo. B.- Inspira y levanta lentamente las piernas y los brazos tratando de separarlos lo más que puedas del suelo, de modo que el cuerpo se arquee y se tense toda la musculatura de los brazos y el pecho, mientras que retienes el aire. Seguidamente baja lentamente los brazos y las piernas soltando el aire. Repite el ejercicio entre 5 y 15 veces.

7. A.-Colócate de rodillas en el suelo con los brazos completamente estirados por delante de los hombros, la cadera levantada y las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Estírate todo lo que puedas y manteniendo el estiramiento de la espalda y de los brazos realiza varias respiraciones. B.- Inspira profundamente y levanta uno de los brazos todo lo que puedas, realiza el movimiento despacio y vuelve a colocar la mano en el suelo soltando el aire. Después realízalo con el otro brazo siguiendo las indicaciones dadas. Repite el ejercicio entre 10 y 30 veces alternando los brazos a la vez que realizas una respiración rítmica.

8. Sitúate de pie con las piernas separadas, las rodillas dobladas, el torso erguido y la pelvis dirigida hacia delante. Junta las palmas de las manos por delante del pecho y abre los codos de modo que estos queden a la altura de los hombros y perpendiculares al suelo. Inspira y realiza una contracción de toda la musculatura de los brazos apretando las manos entre sí, mantén la contracción durante 10 segundo reteniendo el aire, seguidamente afloja soltando el aire. Repite el ejercicio descrito de 10 a 30 veces.

9. Colócate de pie con las piernas separadas a lo ancho de los hombros y los pies paralelos entre sí, lleva los brazos estirados por encima de la cabeza, inspira profundamente y al exhalar baja el torso llevando los brazos hacia delante y manteniéndolos perpendiculares al suelo, con las piernas completamente estiradas y los pies firmemente apoyados. Mantén la posición y realiza 10 respiraciones completas al tiempo que estiras los brazos un poco más hacia delante.

 

 
 

 

 
 
 
 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776