masajeplasencia.com
 
 

 

Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

 

Pregunta:

Tengo cuarenta y ocho años, y por primera vez en mi vida he sufrido de lo que el médico me ha diagnosticado como una bursitis olecraniana. Comencé a sentir una molestia en el codo con un dolor puntual e inflamación, que continuó aumentando hasta limitarme el movimiento del brazo. Me han hecho radiografías y me han realizado varias infiltraciones, e incluso he estado tomando fuertes analgésicos,  que están afectándome el estómago. Por momentos parece que estoy mejor, pero cuando pasa el efecto del tratamiento vuelven las molestias y no termino de estar bien. Llevo más de seis meses con esta situación y quisiera buscar una solución natural para mi problema.

Francisco Hernández, Valencia.

 

Respuesta:

La bursitis olecraniana, es una inflamación de la bursa, que se localiza detrás del codo. La bursa es una membrana en forma de saco que contiene el líquido senovial, que lubrica las articulaciones, evitando la fricción entre los músculos, tendones y las prominencias óseas, con lo cual se facilita el movimiento libre de la articulación.

La bursitis olecraniana, es una afección que se produce a consecuencia de un golpe, una infección o un proceso inflamatorio, artritis reumatoidea o un ataque de gota agudo, éste último habitualmente se manifiesta más en primavera y en verano. Pero la bursitis crónica es un proceso frecuente que en la mayoría de los casos guarda relación con microtraumatismos repetidos en la zona. A menudo se debe a la presión que se ejerce al apoyar los codos repetidamente sobre superficies duras. También existe la posibilidad que sea debido a una tensión psicoemocional o de resistencia e inflexibilidad ante determinadas circunstancias de la vida.

Para cualquier tratamiento de bursitis, lo primero es descansar el brazo, manteniendo el codo por encima del nivel del corazón, el mayor tiempo posible, de manera que se facilite el drenaje natural de los líquidos. También el uso del cabestrillo será de gran ayuda, igual que colocarse un vendaje compresivo para evitar los microtraumatismos accidentales sobre la articulación.
Para aliviar el dolor y reducir la inflamación es recomendable aplicarse compresas frescas al menos durante quince minutos por cada hora en los primeros días. Las cataplasmas de arcilla aplicadas en el codo para dejarlas toda la noche reducen notablemente la inflamación. También un masaje suave en la zona afectada con mezclas de aceites esenciales de lavanda, menta y manzanilla, favorece la circulación y la eliminación  de los líquidos acumulados, a tiempo que disminuye la tensión.

La digitopresión en los puntos sensibles que se encuentran alrededor del codo ayuda a reducir el dolor y a mejorar la circulación energética involucrada en este proceso inflamatorio. Igualmente varias sesiones de acupuntura te ayudarán en el proceso de curación, así como el Drenaje Linfático Manual, que resulta ser la terapia manual más indicada en este caso.

 

Juan José Plasencia

Llamar para más información, matrículas y
concertar entrevistas:
Tel.: 93 292 44 85 Móvil: 610 756 776
Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona
e-mail: kinetena@yahoo.es

 

 
 
 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776