masajeplasencia.com
 
 

 

Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

Pregunta:

Tengo 34 años y desde hace un par años sufro de un estreñimiento crónico que he venido tratando con laxantes de todo tipo, sin lograr regular el problema de manera natural. Cuando dejo de tomar laxantes reaparece el estreñimiento. En este momento quisiera saber más sobre cuáles pueden ser las causas de mi problema y cómo poder solucionarlo definitivamente.

Mª Carmen Fernández. Murcia.

Respuesta:

En la mayoría de los casos el estreñimiento se debe a cambios de hábitos en la alimentación, estrés emocional, falta de ejercicio, viajes y otras causas que varían de una persona a otra. Se considera estreñimiento propiamente dicho cuando las evacuaciones son menos de tres veces por semana, dependiendo de la alimentación. Sin embargo, el estreñimiento no es una enfermedad sino un síntoma, que se manifiesta con la disminución en la evacuación de las deposiciones.

Si bien es cierto que los laxantes son lo primero que se utiliza, para poder evacuar cada día, éstos no son la solución al problema, cualquier desajuste en la regulación o cambios en el ritmo, se puede solucionar de una manera natural, con una dieta rica en frutas, verduras y cereales, teniendo en cuenta la importancia de beber de uno a dos litros de agua por día.

También es aconsejable comer en horarios regulares y establecer una hora que no demande prisa para vaciar el intestino. Realizar respiraciones hondas y abdominales, activan los órganos internos, favoreciendo la movilidad intestinal, al tiempo que libera la tensión acumulada en la musculatura del abdomen y en la parte baja de la espalda. Como un buen hábito cotidiano, por las mañanas antes de levantarte, es recomendable que te apliques un masaje en el abdomen, con movimientos circulares, siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Esta práctica diaria favorecerá el buen funcionamiento intestinal.

Las culturas en las que existe la costumbre de sentarse en el suelo o ponerse de cuclillas, tienden a tener una evacuación más fácil, ya que esta postura flexibiliza la parte baja de la espalda y produce una compresión abdominal suave, que asegura una buena circulación, favoreciendo el tránsito intestinal por efecto mecánico.

La presión ejercida en determinados puntos reflejos del cuerpo es un recurso eficaz para tonificar y regular el tracto intestinal, aportando energía y bienestar a todo el cuerpo. Uno de estos puntos se localiza 4 dedos por debajo del ombligo, sobre la línea media del abdomen.

Tendida de espaldas, con las piernas dobladas y las rodillas juntas, coloca las yemas de todos los dedos justo entre el ombligo y el hueso púbico. Presiona progresivamente soltando el aire y mantén la presión durante aproximadamente 10 segundos. Libera la presión y repítelo varias veces.

La aplicación de calor en el abdomen y en la zona lumbar favorece la circulación sanguínea y el movimiento intestinal. Los paseos regulares al aire libre, la hidroterapia, y la práctica de tu deporte favorito también estimula las funciones digestivas y el transito intestinal.

Juan José Plasencia

Llamar para más información, matrículas y
concertar entrevistas:
Tel.: 93 292 44 85 Móvil: 610 756 776
Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona
e-mail: kinetena@yahoo.es

 

 
 
 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776