masajeplasencia.com
 
 

 

Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

 

Pregunta:

Desde hace un tiempo he notado una dificultad para retener información y recordar ciertos detalles cotidianos. Preocupara por esa falta de memoria, acudí a un especialista, quien después de realizarme diferentes pruebas me dijo que no presentaba ningún problema neurológico y que mi falta de memoria podría estar relacionada con un episodio de fatiga mental. Me gustaría saber qué recursos naturales me pueden ayudar para mejorar mi memoria.

Adriana Rodríguez. Madrid.

Respuesta:

La memoria es la facultad que tiene el cerebro de almacenar y retener información a través del aprendizaje de la experiencia, lo cual se modifica con el tiempo. La memoria es una de las capacidades vitales del cerebro, se han diferenciado al menos dos tipos de memoria.

La memoria declarativa que representa el almacenamiento y la recuperación de una información que está disponible para la mente consciente, la cual nos da la capacidad de recordar un número de teléfono, un cumpleaños, una lista de supermercado, la imagen de un acontecimiento importante, etc. Y La memoria del procedimiento que implica habilidades y asociaciones adquiridas y recuperadas en un nivel inconsciente, como recordar cómo se anda en bicicleta, mantener capacidades motoras y hábitos relacionados con la vida cotidiana, que realizamos de manera continua y eficientemente.

Existe la memoria a corto plazo, a largo plazo y memoria de trabajo. También existe la memoria visual, auditiva, gustativa, táctil y olfativa, siendo ésta la memoria más primitiva junto a la memoria afectiva o sensible.

En realidad sin memoria resulta imposible vivir una vida plena y libre, sin esta fascinante capacidad los asuntos humanos serían como despertarse de un sueño que dura toda la vida. Ya que existe una íntima relación entre la memoria y la disposición que tenemos de responder apropiadamente a las situaciones que vivimos en nuestro entorno.

Particularmente en tu caso, después de que se han descartado problemas neurológicos, te recomiendo revisar primeramente los hábitos cotidianos y la situación en que te encuentras a nivel emocional y laboral, ya que los altos niveles de estrés físico o emocional, al igual que la fatiga mental o las preocupaciones excesivas, pueden influir directamente en la capacidad de almacenar nueva información y recuperarla a voluntad.

Todo lo que ayuda a mejorar o conservar la circulación cerebral reduce el proceso de cansancio mental; como la dieta, (Los frutos secos, las verduras, las patatas, el arroz, la pasta y las uvas, estabilizan la energía del cerebro). Los ejercicios de técnicas de asociación y sobre todo una buena respiración resultan beneficiosos para aportar oxígeno al cerebro.

Te recomiendo hacer respiraciones profundas; inhalando y reteniendo el aire de cuatro a ocho segundos, para después liberarlo y continuar realizando esta forma de respiraciones varias veces. También resulta efectivo realizar una respiración alterna por la nariz: Se cierra una de las fosas nasales y se inspira por la otra, seguidamente se retiene el aire para después cerrar la fosa nasal y abrir la otra exhalando todo el aire. A continuación se inspira una vez más, repitiendo el procedimiento descrito de seis a diez veces alternando las fosas nasales. Si realizas este ejercicio con regularidad te puedes beneficiar de una mayor aportación de oxigeno al cerebro, lo cual te permitirá disfrutar de un aumento en tu capacidad de memoria y atención mental.

Otro recurso que te consejo es aplicar cada mañana, una gota de aceite esencial de romero en el pliegue interno de las muñecas y seguidamente friccionarlas vigorosamente a modo de brazalete. También puedes colocar la yema de los dedos en el surco de la base del cráneo, para ejercer una presión durante diez segundos llevando la cabeza ligeramente hacia atrás. Realiza las presiones en diferentes puntos, desde el centro hasta justo por detrás de las orejas, y vuelve al centro. De esta manera se mejora la circulación sanguínea y el aporte de oxígeno hacia el cerebro, reduciendo la tensión y favoreciendo la lucidez mental.

Juan José Plasencia

Llamar para más información, matrículas y
concertar entrevistas:
Tel.: 93 292 44 85 Móvil: 610 756 776
Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona
e-mail: kinetena@yahoo.es

 

 
 
 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776