masajeplasencia.com
 
 

 

Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

 

Pregunta:

En una revisión médica anual me miraron las muñecas y me dijeron que tenía un pequeño quiste en la articulación. En principio me dijeron que no tenía mayor importancia pero que si aumentaba su tamaño se tendría que extirpar. ¿Me podría decir si esto puede ser un problema serio?, ¿Por qué se forma este tipo de quistes?, ¿Puede influir mi trabajo?, escribo todo el día en el ordenador, ¿es ese el problema?

Anonimo

Respuesta:

Los quistes que aparecen en la articulación de la muñeca son frecuentes, y por lo general se localizan en la zona dorsal, sobre los tendones extensores comunes de los dedos. Estos quistes aparecen como resultado de una reacción particular de la membrana sinovial, la cual contiene el líquido lubricante de las articulaciones, bursas y las vainas tendinosas, para que los tendones y las articulaciones se muevan con facilidad, evitando así la fricción entre los músculos, tendones y las prominencias óseas.

Cuando se produce una reacción específica de la membrana sinovial, aparece una protuberancia, debajo de la piel. Este quiste es el resultado de la acumulación del líquido derramado fuera de la membrana y está constituido en su interior por materia fluida y semisólida. El tamaño es variable y puede ser tan pequeño como un grano de arroz hasta alcanzar el volumen de una semilla de aguacate. Su naturaleza es benigna, aunque en algunos casos puede manifestarse con dolor, sobre todo al doblar la muñeca hacia dentro.

La formación de los quistes sinoviales es repentina, y pueden aparecer después de haber sufrido una lesión o por la repetición mecánica de un movimiento específico de la mano. En tu caso esto último podría ser el origen, debido al microtraumatismo de bajo impacto, que se repite por el trabajo que realizas.

Primeramente te recomiendo modificar entre 5 y 10 centímetros el nivel del teclado y del ratón de tu ordenador. Masajearte de 3 a 5 veces al día, aplicándote un gel de árnica y realizando movimientos circulares suaves en la zona, y dirigiéndolos a lo largo del antebrazo, hacia el pliegue del codo. Es importante la constancia en la aplicación de los masajes, ya que éstos ayudan a reducir el volumen, a la vez que impide el aumento del quiste, pudiendo incluso ver los resultados a las pocas semanas.

También puedes realizar baños de manos en agua de manzanilla, entre 10 y 20 minutos, una vez que hayas terminado de trabajar, te ayudará a reducir la inflamación, y a relajar la articulación implicada. Después de esto te puedes aplicar una cataplasma de arcilla con aceite de hipérico y aceite esencial de pomelo, para dejártela durante toda la noche, favoreciendo así la circulación y la eliminación de líquidos y demás sustancias acumuladas.

Juan José Plasencia

 

Llamar para más información, matrículas y
concertar entrevistas:
Tel.: 93 292 44 85 Móvil: 610 756 776
Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona
e-mail: kinetena@yahoo.es

 

 
 
 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776