masajeplasencia.com
 
 

 

Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

 

Pregunta:

A mi hijo de 10 años le han diagnosticado una sinostosis calcaneo-astragalina en ambos pies. El ortopeda infantil nos dice que el único tratamiento es operar. Actualmente a mi hijo no le duele nada y hace una vida absolutamente normal. Mi pregunta es: ¿es realmente necesario operar? ¿hay la posibilidad de que no le duela nunca? ¿existe algún tratamiento alternativo a operar?. Les agradezco de antemano cualquier información que puedan darme. Atentamente.

Elizabet Pérez. Santa Eugènia de Berga

Respuesta:

La sinostosis calcaneo-astragalina se produce cuando los huesos del pie se unen a nivel del tarso. También se le define como una coalición tarsal, en la que se unen dos o más estructuras del pie a nivel del tarso. Dependiendo del tipo de estructuras y del tejido involucradas en esta fusión, puede ser: sinóstosis, cuando la unión es entre dos o más estructuras óseas, sindesmosis, cuando la fusión está formada por tejido fibroso y sincondrosis cuando es entre tejido cartilaginoso.

Específicamente la sinostosis calcaneo-astragalina se encuentra entre las más frecuentes de las fusiones óseas y suele presentarse entre los 9 y los 14 años. Generalmente la sinostosis del tarso no produce molestias ni dolor, aunque es posible que cuando el niño incrementa su actividad aparezcan molestias e incluso dolor en la articulación. También si hay un exceso de peso corporal se puede generar un proceso doloroso. En los casos en que no se manifiestan molestias ni anomalías en el grado de movilidad articular durante la marcha, no se recomienda la cirugía, pero si las molestias persisten o se intensifican será necesario platearse la posibilidad de una intervención quirúrgica.

En el caso de tu hijo que no presenta dolor ni molestias realizando sus actividades cotidianas con normalidad, es importante mantener los controles ortopédicos de manera periódica, para conocer y evaluar las condiciones de la articulación. También hay que considerar el uso de un tipo de calzado que le permita movilidad al tiempo que fije adecuadamente la articulación, para evitar torceduras o esguinces.

En cuanto a tratamientos naturales que puedan ayudarle a mejorar y mantener la articulación sin dolor te recomiendo aplicarle calor húmedo en la zona del tobillo, puede ser por medio de compresas o metiendo las piernas, hasta las rodillas, en agua a unos 42º aproximadamente, de 10 a 20 minutos, con regularidad. Inmediatamente después de estas aplicaciones es aconsejable que se realicen movilizaciones de la articulación en todos los sentidos y estiramientos prolongados del tendón de Aquiles y del grupo muscular que conforman la pantorrilla.

Los ejercicios específicos de fortalecimiento de músculos y ligamentos son fundamentales para evitar que se produzca un debilitamiento o atrofia a nivel del tejido blando comprometido con esta articulación, particularmente en este caso los ejercicios en el agua son los más aconsejables.

Como terapias posturales alternativas: la Reeducación Postural Global (RPG), las técnicas de manipulación articular como la quiropráxia y la osteopatía estructural, también pueden ser de ayuda.

Juan José Plasencia

 

Llamar para más información, matrículas y
concertar entrevistas:
Tel.: 93 292 44 85 Móvil: 610 756 776
Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona
e-mail: kinetena@yahoo.es

 

 
 
 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776