masajeplasencia.com
 
 
Kinetena Cursos de Masajes y Terapias Alternativas
Escuela de Masaje y Terapias Alternativas
Cursos Presenciales en Barcelona con Salida Laboral

Un Cuello sin Tensión : Evita los problemas de cervicales.

Cuida tu cuello cada día

Muchas de las tensiones y contracturas que afectan y dañan la musculatura del cuello se pueden evitar, sobre todo siendo conscientes de las malas posturas que vamos adoptando en nuestra vida cotidiana.

• Trata de evitar los giros bruscos y las flexiones de cabeza, sobre todo hacia atrás. Presta atención para mantener una postura erguida y a la vez relajada.
• Mientras realizas trabajos o actividades como conducir, mirar la televisión, trabajar con el ordenador, leer, realizar trabajos manuales... intenta encontrar una altura adecuada para los ojos, de manera que no te veas obligado a inclinar la cabeza hacia delante.
• Evita sentarte en lugares donde haya corrientes de aire que incidan directamente sobre el cuello.
• Utiliza la escalera para no forzar el cuello al llevar a cabo trabajos a una altura que esté por encima de la cabeza.
• Al pasear en bicicleta, ten la precaución de subir el manillar para que toda la columna vertebral y, en especial
la zona cervical, se mantenga en la curvatura natural.
• Procura dormir sobre un colchón adecuado de manera que los hombros y la cabeza no se hundan. Utiliza una almohada que te permita descansar la cabeza cómodamente y que apoye con firmeza el cuello y la nuca. No debe ser ni demasiado gruesa ni demasiado plana.

Una buena forma de relajarlo

Coloca una toalla enrollada detrás de la cabeza y cógela con firmeza por los extremos. Descansa sobre ella la base del cráneo empujando la cabeza hacia atrás al tiempo que tensas un poco más la toalla. Respira profundamente y, al soltar el aire, deja que la cabeza se balancee suavemente hacia un lado y hacia el otro.

6 Ejercicios sencillos para evitar la Tensión en el Cuello

Practica el Automasaje

Coloca una mano por encima del hombro intentando abarcar la musculatura de la parte alta de la espalda. Inspira profundamente y, reteniendo el aire, comprime la musculatura entre 5 y 10 segundos. Al exhalar,suelta la musculatura visualizando cómo se disuelve la tensión. Repite el ejercicio todo lo que apetezca y luego cambia de lado.

Digitopuntura para Dispersar el Viento

Presiona con la yema del pulgar un punto del dorso del pie, situado justo en la depresión que se forma entre el primero y el segundo dedo. Mantén la presión unos tres minutos respirando con regularidad.

Busca sentir una ligera sensación de dolor y sostén la presión hasta que éste se disperse. Seguidamente realiza lo mismo en el otro pie.

Libera la Tensión de la parte Alta de la Espalda

Con los pies separados a la misma distancia que los hombros, coloca las manos sobre el respaldo de una silla estirando los brazos y toda la espalda de modo que ésta quede totalmente paralela al suelo. Respira profundamente y al soltar el aire intenta llevar el pecho hacia la silla como proyectándolo hacia adelante. Evita en todo momento doblar las rodillas y relaja siempre los hombros mientras mantienes esta posición. Realiza entre cinco y diez respiraciones completas.

Mejora la Flexibilidad

Coloca una mano en un lado de la cabeza como si fueras a tocar la oreja contraria. Inspira profundamente y al exhalar tira de la cabeza con suavidad. Mientras lo haces, baja el hombro del brazo que se encuentra relajado. Mantén el estiramiento entre 15 y 30 segundos, respirando con naturalidad. Vuelve a la posición inicial y haz lo mismo hacia el otro lado.

Fortalece el Cuello

Coloca una mano en la cabeza situándola justo por encima de la oreja como en la foto. Respira profundamente mientras presionas la cabeza hacia adentro con la mano y al mismo tiempo haces fuerza hacia fuera con la cabeza, de manera isométrica. Mantén la tensión de diez a veinte segundos, después relaja y repite lo mismo hacia el otro lado.

Tonifica los Músculos del Cuello

Cierra un puño y coloca la otra mano abierta sobre éste. Descansa la barbilla sobre el dorso de la mano que cubre el puño. Respira profundamente, relaja los hombros y sin levantarlos abre bien los codos. Aprieta con fuerza la barbilla contra la mano al tiempo que ésta ofrece resistencia. Mantén la tensión entre 5 y 10 segundos. Después, relaja y repite el ejercicio varias veces. Al finalizar vuelve la cabeza lentamente y con suavidad a la posición inicial.

Este artículo continua tocando los siguientes puntos, muy interesante para comprender el dolor de cuello y evitar la tensión cervical:

 

El Origen de las molestias en el cuello. Introducción.

   
Aspectos Anatómicos.
   
Aspectos Energéticos.
   
En el Cuello se reflejan los Sentimientos.
  Cuida tu cuello cada día. Tips para relajarlo y 6 Ejercicios sencillos para evitar la Tensión en el Cuello.

 

 
 
 
Kinetena Escuela de Masaje y Terapias Alternativas. Av. Mistral, 46. Entlo 2. 08015 Barcelona.
e. info@masajeplasencia.com / t. 93 292 44 85 / m. 610 756 776